miércoles, 4 de febrero de 2009

Vicisitudes judías a lo largo de la historia hasta el conflicto arabe-israelí



¿Por qué los judíos han sido perseguidos a lo largo de la historia?

Se pueden poner muchos ejemplos de estas persecuciones y poco tiene que ver esa riqueza “que les caracteriza” (simbolizada en una supuesta explotación del mundo proletario o campesino). En la España de los Reyes Católicos se pretendió o la conversión o la expulsión, con una fecha límite para tal. Entre las varias causas que pueden darse, bien conjuntamente o separadas, como pueden ser; las luchas entre nobleza y clero; el antisemitismo de la sociedad, no olvidemos las épocas de epidemias (1391) o crisis donde para salir del paso se buscaba siempre como causante de todos los males a los judíos. Más bien fueron envidias materiales hacia estos, ya que fue una burguesía incipiente. Pero si bien tuvieron gran prestigio tanto entre reyes cristianos como entre musulmanes, la mayoría eran modestos tenderos y artesanos. A partir de entonces el número de conversos comenzó a aumentar y los judíos fueron recluidos en barrios especiales. Estos nuevos conversos ocuparon cargos muy importantes e influyentes, llegando a discriminar incluso a sus paisanos judíos, como pudo ser Jerónimo de Santa Fe, que polemizó contra estos; o la imposición del catolicismo, a la cual me adhiero como causa, ya que España formaría parte de un Imperio Católico, el cual al llegar a América por primera vez, no pretendía buscar nuevas rutas hacia oriente, sino que posiblemente pretendía encontrar la manera de atacar a los musulmanes pillándolos por sorpresa (no olvidemos que los judíos apoyaron a los musulmanes en la invasión de la Península Ibérica en 711). Isabel la Católica fue una firme creyente y la Inquisición fue en sus inicios creada para separar definitivamente las posibles relaciones que podían darse entre conversos y sus antiguos correligionarios, aunque finalmente y debido al incremento de los bautismos, estos fueron expulsados o ejecutados. Estas prácticas permanecerían en España hasta bien entrado en s. XVIII con los Borbones.
Ejemplos hay muchos más por toda Europa a lo largo de todos estos siglos, hasta llegar al s. XX, donde no sólo el nacionalsocialismo de Hitler rechazó a los judíos hasta llegar al Holocausto conocido, sino que también en el interior de Alemania, entre los movimientos obreros que no se consideraban pronazis, se dirigían insultos hacia los patronos llamándolos “judíos”. En Europa Central y del Este, los judíos eran el punto de contacto entre el campo y la economía exterior, dependían del sustento de los campesinos, por lo que estas zonas donde se incluye Hungría, eran un punto incesante de tensión con los judíos, porque a la mínima explosión social o económica se les acusaba y volvamos de nuevo al término por hacer la comparación, de chivos expiatorios.

Los inicios del conflicto arabe-israelí.

Antes de nada como historiador, tendré que hacer un pequeño paréntesis para dejar claro ciertas cosas. Las pasiones nunca son favorables para la resolución de problemas y mucho menos unas condiciones para la paz. Cuando una noticia sobre cualquier conflicto sale inesperadamente en TV por su recrudecimiento, se tiende a mostrar este lado del ser humano, como son las pasiones, y la tv y demás medios de comunicación, los cuales dan argumentos para la opinión de los individuos, los muestran de una forma escandalosa, dejando de lado un mínimo análisis del problema o conflicto suscitado, esto por no hablar de los llamados, contertulios, tertulianos, intelectuales, etc. Con esto también hago hincapié en aquellas formas de manifestación espontánea, que más que ninguna otra forma deja ver las pasiones humanas, como las vistas estos días, con gritos de “abajo el genocidio judío” y cosas así, que tan sólo incitan a que el islamismo se vea reforzado. Debido a todo esto hoy día son manipulados todos los conceptos, y con que en una manifestación salgan carteles con la palabra PAZ en mayúsculas, con esto queda probado ya todo, y cualquier análisis ya es en vano. Para refrescar memorias, los nazis llamaban “tratamiento especial” al asesinato, “solución final” al holocausto; en 1950 se crea el Consejo Mundial por la Paz (por parte de países comunistas) para promover la lucha de clases y la revolución.

Cuando termina la II Guerra Mundial, los judíos están desesperados, ya que han sido ejecutados y perseguidos de una manera hasta entonces insólita por su crudeza y espectacularidad. Es el momento de la historia donde probablemente ha habido más desplazados por todo el mundo; 13 millones de Alemanes estaban fuera de las fronteras de lo que luego fue la República Federal Alemana, la cual ofreció un hogar y la condición de ciudadano a todos los alemanes que quisieran ir allí, de la misma forma que el Estado de Israel ofreció el «derecho de retorno » a todos los judíos.
Para introducirme en el asunto de lleno habrá que recordar en su origen, el Plan de Partición de la ONU de 1947, donde se pretendía, por un lado la creación de un Estado judío y otro Estado palestino, ambos independientes, y zonas de Jerusalén y Belén quedarían bajo control internacional. Este acuerdo fue rechazado por los árabes, y entre los países que participaron en dicha resolución, aquellos que se negaron al acuerdo son; Afganistán, Arabia Saudí, Cuba, Egipto, Grecia, India, Irán, Iraq, Líbano, Pakistán, Siria, Turquía y Yemen, un 23% de los países participantes.
Los líderes árabes argumentaron en contra que existía un 63% de población árabe frente a un 33% de judía, y que no era posible en este caso que la población judía se adjudicase un 54% de las tierras. A partir de entonces se lanzó la Guerra que dio comienzo el 15 de mayo de 1948, cuando los ejércitos de Egipto, Transjordania, Siria, Líbano e Iraq cruzaron las fronteras y comenzaron la invasión del Estado de Israel.
En la Resolución 194 de la Asamblea General, del 11 de diciembre de 1948: “Se resuelve que los refugiados que deseen volver a sus casas y vivir en paz con sus vecinos, deben ser autorizados a hacerlo lo antes posible y se debe pagar una compensación a los que opten por no volver, así como a los que sufrieron daños y pérdidas de sus propiedades”.

Pienso que la situación inmediatamente después de la II Guerra Mundial de los judíos era muy precaria, y que Alemania por ejemplo dio un buen ejemplo a nivel internacional para acoger poblaciones de individuos que no sabían hacia donde dirigirse. Se acababa de salir de la mayor catástrofe humana vista hasta entonces, y la voz árabe y musulmana del momento fue totalmente ajena a todo esto, sin escrúpulos se lanzaron a una nueva guerra, sin ningún argumento contundente que la justificara. El estado palestino no existía entonces ni existió nunca. Palestina es un territorio geográfico, habitado por una mayoría de árabe-parlantes.

Estructura política de algunos Estados que apoyan la “causa palestina”.

El nacionalismo palestino fue incitado por Arafat y el objetivo de éste era la destrucción y aniquilación judía (recordar como curiosidad, que el filólogo Noam Chomsky apoya de forma incondicional la destrucción del Estado de Israel, apoyando por ejemplo a Herzbola y se opuso a los acuerdos de Oslo).
Se crea la Nakba, día en que se celebra, no los logros propios de la población palestina, sino a lamentarse de los ajenos, y se dan manifestaciones y violencia contra el Estado de Israel.
Si miramos hacia otro lugar, claro está decir antes de nada, que países que promueven la aniquilación de Israel y se puede decir también que de Occidente y su cultura en general, apoyando la causa de los líderes de Hamas. La familia real Saudí, que dominan ingente cantidad de riquezas, entre ellas la cuarta parte del petróleo mundial. Ha conseguido que se les tilde de “moderados”, en un régimen esclavista y misógino, donde existen aun lapidaciones, y diversos tipos de ejecuciones de acuerdo con las leyes sagradas, donde está prohibida cualquier otra religión que no sea la islámica, un régimen que carece de parlamente, elecciones u órganos representativos, controla todos los medios, exporta violencia a través de la doctrina wahhbita que en cien países recluta a jóvenes al credo terrorista, y reduce los derechos humanos a una arbitraria dádiva del rey a sus súbditos.
Por otro lado podemos mirar hacia la República Islámica de Irán, donde transcribo un poco la opinión que dejé en el artículo La educación islámica en Bolivia:

“Un viajero y aventurero argentino que tiene sus "cuadernos de vitácora" colgados en la red (http://acrobatadelcamino.blogspot.com), durante su estancia en Iran, concretamente en Teherán, y para poder pasar una noche entre amigos hubo de esconderse en una casa particular (como es normal hoy día para poder reunirse en grupo) donde los invitados podían charlar con el viajero, de diversos temas tabues en su sociedad, y beber sin preocuparse por el momento: "El aislamiento de quienes hoy luchan por la libertad politica en Iran me parece absoluto. Hasta los regímenes socialistas sudamericanos como Chavez o Lula son lo suficientemente miopes y simplistas como para solidarizarse con Irán solo porque Irán se opone al imperialismo norteamericano. La presión es tan grande que los intelectuales iraníes han comenzado a migrar al ciberespacio, convirtiendo a Irán en el segundo país en el mundo con mas weblogs (La comunidad de blogers se llama Weblogistan)".

Más cerca aun tenemos el ejemplo de Marruecos, que también es verdad que es una excepción rara en el mundo musulmán, cuya organización es llevada a cabo por una Monarquía que procede directamente de Mahoma, cuyo rey, Mohamed V, obtiene un poder de derecho divino. Pero digo que es raro en el mundo musulmán, por que su aspecto más abierto hacia occidente hace que su monarquía sea también víctima del recrudecimiento islamista.

En definitiva, que cuando salimos a la calle a defender las posturas palestinas hay que tener presente todas estas cuestiones, ya que reavivar la judeofobia refuerza y da alas a las posiciones islamistas. Que el apoyo a la “causa palestina” es el apoyo a una política de aniquilación de Israel. Dicho conflicto debe de terminar cuando las posturas políticas de parte palestina tiendan a la negociación, pero una negociación donde el imperativo sea la convivencia que al fin y al cabo es de lo que se trata en última instancia; una convivencia juntos o una convivencia separados (hasta nueva orden), porque dicho separatismo es el que deriva de las posturas extremistas vistas hoy día en la mayoría de los países árabes-musulmanes.



2 comentarios:

delala dijo...

get twitter followers

The Completely Automated Twitter Growth & Money Making System for
People That Want to Set Up A System ONCE, Forget About It, and Have it
Grow and Make Money EVERY Day!

http://cb3fa4x6-40len95yhtx4f5211.hop.clickbank.net

gretta dijo...

Play any streamed movie on your computer, Home theater or Television. Plus we

provide software to easily burn your DVD Videos to CD http://tiny.cc/crWaT